Los apartamentos del conjunto turístico La Galbana están situados en el borde del casco antiguo de Vejer de la Frontera, el más bello y mejor conservado de los pueblos blancos de Cadiz, a pocos minutos a pié de su plaza principal, la plaza de España.

IMG_0193 Esta situación privilegiada reúne las ventajas de la cercania a las callejuelas del pueblo y de la facilidad para el acceso en coche. Además de los diversos aparcamientos públicos situados en las proximidades, La Galbana puede ofrecer a sus clientes cuatro plazas de garaje cerrado en el mismo edificio.

Los apartamentos y demás dependencias se situan en tres edificios dispuestos a diversos niveles unidos por pequeñas escaleras que los comunican entre sí y los unen a  un gran patio-jardín en el que se sitúa una piscina. Este conjunto de elementos constituye un laberinto de pequeños volúmenes, escaleras, pérgolas, terrazas y jardines colgantes, apoyado todo ello en la ladera del monte en el que se encarama el pueblo de Vejer, de cual La Galbana quiere ser una réplica a pequeña escala en un lenguaje arquitectónico plenamente actual. Al estar esta ladera orientada al sur, tanto el soleamiento como las vistas sobre la costa y el mar son óptimas desde cualquier punto del conjunto.

Tanto la piscina, situada bajo una encendida bouganvilla, como las fuentes y los pequeños jardines, en los que según la la época del año se puede recoger frutas como uvas o granadas,  ilustran el significado de la palabra galbana de origen árabe, que hace mención a una pereza placentera. La Galbana invita al descanso en un ambiente tranquilo y resfrescante que se ofrece al deleite de los cinco sentidos a través de las espléndidas vistas, el sonido del agua, la brisa del mar, el aroma de las plantas y el sabor de las frutas.